Cómo elegir los colores de tu página web

Evidentemente todos tenemos nuestros propios gustos personales respecto a los colores, pero a la hora de diseñar una página web no debemos dejarnos llevar por nuestra opinión subjetiva, sino por lo que queremos ofrecerle al cliente y lo que éste espera de nosotros. Elegir los colores adecuados para nuestra página web puede crear un vínculo visual muy fuerte con el usuario, además de dar lugar a páginas más amigables y atractivas.

Como siempre, lo primero que debemos tener en cuenta es a qué público está dirigida nuestra web y cuál es su temática. Por ejemplo, una página juvenil sobre un parque acuático no va a quedar bien en blanco y negro o en tonos grises o pastel, pero ¿qué me decís para la web personal de un poeta?

Elige primero el color del fondo y recurre al blanco si no te convencen otros colores. El blanco es el color que mejor resalta los textos de otros colores y que permite una mejor lectura. Intenta que el resto del texto de la página (botonera, títulos, contenido…) se distinga perfectamente del fondo sin necesidad de recurrir a colores demasiado chillones.

diseño de paginas web

Entre los diseñadores web está generalmente aceptado que lo ideal es usar entre 3 y 5 colores para el diseño web. Menos de tres puede dar a la web un diseño excesivamente simple y plano, y más de cinco puede sobrecargar al visitante.

Para tomar una decisión sobre los colores de nuestra web es indispensable saber qué significa cada color y sobre todo, cómo influye en las personas:

–  El azul es confianza, seguridad, responsabilidad. Es popular entre las páginas de la rama de la energía y las de agricultura. Por el contrario, casi no se utiliza para las de automóviles o tiendas de ropa.

–  El rojo es energía, provocación, sensualidad y agresividad. Es un potente captador de atención. Se usa mucho en webs de gastronomía y tecnología. No es popular en los diseños de páginas financieras o de marcas de ropa, por ejemplo.

–  El verde es salud, prestigio, serenidad, calma y frescura. Perfecto para páginas sobre medio ambiente, por ejemplo.

–  El amarillo es energía, estridencia, luz, optimismo y creatividad. Recomendable para páginas juveniles, divertidas y diferentes. Su abuso puede llegar a cansar.

–  El marrón transmite simpleza, serenidad, seriedad y fuerza, como el tronco de un roble.

–  El negro es prestigio, seriedad, sofisticación, mientras que el blanco es pureza, limpieza y claridad.

–  Como dato, señalar que el azul es el color más utilizado por los diseñadores web (más de un 33% lo usan), seguido por el rojo y el negro.

De la combinación de estos colores y sus distintas tonalidades debe surgir una armonía cromática que haga que los usuarios se sientan identificados con nuestra web.